Uso de mascarillas

Pros y contras del uso de las mascarillas



mascarillas
Compartir artículo:



¿Ya usas mascarillas? En este mundo no existe nada que sea verdadero o falso al 100%. Tener la verdad absoluta es algo imposible, ya que todo es relativo y siempre dependerá de la perspectiva en que lo observemos. En la actualidad, el uso de la mascarilla es crucial para poder protegernos y defendernos del Covid-19. Como masajista, soy muy consciente del enorme esfuerzo que hacen los profesionales sanitarios llevando durante horas todo el equipo de protección encima. Y es muy triste ver a la gente andando por la calle sin mascarilla, como si esto ya estuviera pasando…

Ayer, cuando me dirigía a casa a las ocho de la tarde, me alarmé al ver las calles de Sabadell con tanta gente sin protección, cogidos de la mano, hablando y paseando en grupos; cuando todo esto sólo acaba de comenzar…



Mascarillas

La otra cara de la moneda

Aún así, hay otra cara de la moneda en las personas concienciadas, en aquellas que se preocupan por la salud de las demás personas y que usan mascarillas todos los días. Y es que el uso continuado de éstas tampoco no es muy bueno para nuestra salud. Y, por ello, debemos encontrar un equilibrio justo para poder seguir llevándolas al mismo tiempo que nos cuidamos. ¿Qué problemas hay en llevar mascarillas?


uno
La OMS publico hace poco que lasmascarillas de algodón no son resistentes a los fluidos, retienen la humedad y pueden contaminarse con más facilidad. Esto hace que dichas mascarillas sean una fuente potencial de infección. Y, en las mascarillas sintéticas, no está demostrado que no suceda lo mismo…


uno
El sudor y el roce de las mascarillas puede llegar a producir daños en la piel. Por eso es tan importante hidratarse correctamente, aplicando por ejemplo cremas de barrera media hora antes de ponerse la mascarilla.



Lo más importante

Mi opinión personal sobre las mascarillas...

inflamación
Por mi propia experiencia, el uso prolongado de la mascarilla hace que el aire que inhalamos reseque la faringe y las fosas nasales. En Medicina China decimos que el Pulmón ama la Humedad, es decir, que necesita estar húmedo para poder realizar su función de respirar correctamente. Cuando se produce una sequedad excesiva empezaremos a perjudicar nuestra faringe (sobre todo si hablamos mucho) y podemos tener una leve sensación de falta de aire (que no es que tengamos hipoxia ni que nos estemos intoxicando con el dióxido de carbono, ¡ojo!), que nos rasca el cuello o algo de tos.

Además, al expirar el aire este suele salir por la parte alta de la mascarilla llegando a afectar a los ojos. Los ojos necesitan también estar siempre humedecidos, y el exceso de aire caliente también los reseca y los perjudica: habrá sequedad ocular, picor, cojuntivitis… Sin tener en cuenta que el aire de la calle está lleno de partículas que nos producen alergias y daños oculares…



COVID-19
acupuntura
Aunque el uso de mascarilla es obligado en personas que padecen sintomatologías claras de infección por Coronavirus, debido a la facilidad de su contagio es importante que todos las usemos. Si vas a comprar no será necesario una mascarilla ffp2, pero siempre será un acto de conciencia y de respeto llevarla, aunque sea una de ropa o quirúrgica. Cuantas más medidas tomemos hacia nosotros mismo, más protegidos estarán las demás personas. Y, cuanto más protegidas están las personas, más lo estaremos nosotros.



¿Qué podemos hacer?

Pequeños consejos sobre el uso de las mascarillas

Hidratar bien la piel antes de usar mascarilla es muy importante. No debemos olvidar hacerlo también por la parte trasera de la oreja (donde colocamos las gomas de la mascarilla), ya que es una zona que también sufre mucho. Intenta respirar con calma y tranquilidad. Es un excelente momento para ser conscientes de nuestros actos, de hacer las cosas con más calma, sin prisas y equilibrar nuestra respiración pausada con nuestros movimientos suaves. Así lograremos hacerlo todo con más tranquilidad, sin sufrir ansiedad, sin tener esa falsa sensación (a veces) de cierto ahogo, etc. También es importante que deseches la mascarilla cuando veas que está dañada…

Es muy recomendable que cada día nos lavemos la nariz con sal marina, según el uso de la mascarilla. Y que nos lavemos los ojos con una bañera ocular dos o tres veces todos los días. Os he contado muchas veces que tenemos la infusión de eufrasia para ello que es una auténtica maravilla. ¡Ah! Y doy a entender que antes de hacer todo eso ¡os habréis lavado bien las manos!



Resuminedo:

sentido común
Si mantenemos estos pequeños hábitos podremos usar la mascarilla con total tranquilidad y sin sufrir efectos secundarios.

De esta forma protegeremos a la gente que tenemos a nuestro alrededor y con ello, a nosotros mismos. Así que, cuando salgas a la calle: piensa en los demás que salen también a pasear o a comprar como tú, y piensa también en todos los profesionales sanitarios que arriesgan sus vidas para poder salvar la tuya. A ellos, no les hace gracias tener que trabajar con dos mascarillas, pantallas de protección, trajes especiales y guantes durante todo el día. Ahora, compara esto con llevar un mascarilla al salir a la calle durante media hora.


Xavier Turell Nebot

Uso de mascarillas



Sígueme en las redes sociales

Puede interesarte: