Tiempo de cambios

Una oportunidad para gestionar nuestros pensamiento actuales



esfuerzo
Compartir artículo:



14 / 0 4 / 2 0 2 0

Estamos en un tiempo de cambios. Aunque nos parezca algo extraño, la realidad que nos rodea no tiene prejuicios y se muestra de una forma totalmente neutra. En cambio, nuestras ideas acerca de dicha realidad es la que hace que nos sintamos felices o desgraciados. Las ideas que formamos sobre aquellos acontecimientos que nos suceden, otorgan un significado especial haciendo que se transformen en varias emociones. Cada emoción, comporta un cambio físico que afecta a nuestra propia salud. Es un círculo constante que cada persona abre y cierra muchas de veces todos los días. Nos llega una información, nos hacemos nuestra propia idea sobre la realidad, despertamos una emoción, obtenemos una respuesta fisiológica, e incidimos en nuestro estado de salud.


Nuestras ideas personales:

Con el paso del tiempo, vamos formando nuestras propias ideas.

Hay dos tipos de ideas: las que nos limitan y las que nos empujan a actuar de forma beneficiosa. Muchas veces tenemos la sensación de estar haciendo todo lo posible para obtener un resultado pero, dicho resultado nunca llega. Quizás técnicamente hagas todos los procesos requeridos, pero no creas en su objetivo, o tengas miedos, o algunos de los pasos los hagas más a la ligera porque, en el fondo, crees que tampoco son tan importantes… Pues bien, esas ideas son suficientes como para bloquear o limitar los resultados que a uno le gustaría lograr.


La preocupación

La incertidubre genera una inevitable preocupación por el futuro.

voluntad
Muchos pacientes míos me trasladas sus miedos acerca de cómo seguiremos adelante tras esta pandemia. Y les insisto en que no debemos perder el rumbo hacia nuestros sueños pase lo que pase. Ante todo, lo más importante es adaptarnos a la realidad de forma lenta y pausada, diferenciando aquellas cosas que deberemos cambiar a favor del bien común, de aquellas que nos auto-limitamos por miedo a un futuro incierto. Las nuevas ideas que ahora estamos obligados a crear, nos facilitarán nuevas percepciones; y es responsabilidad nuestra hacer que éstas sean beneficiosas para nosotros y para el resto de la gente.



Una cambio positivo

Debemos centrarnos en un futuro mejor

Normalmente, cuando alguien quiere cambiar para ir a mejor no sólo tiene que cambiar algunas de sus ideas preconcebidas, sino que deberá eliminar muchas otras. Y a veces es más difícil eliminar esas ideas que ya se han apropiado de nosotros con el paso del tiempo, que el hecho de cambiarlas. Pero no nos queda otra. Para poder llenar el vaso antes, debemos vaciarlo un poco. Para poder poner más ropa en un armario lleno, debemos tirar algunas de las prendas… El miedo al cambio es lo que nos frena muchas veces a la hora de tomar decisiones. Dicha idea, como os decía al principio de este artículo, es lo que nos limita día a día. Pero recuerda: sólo cambiando tu manera de pensar, cambiarás los resultados futuros.

La información te llega, no permitas que te absorba la negatividad y tus miedos, gestiona tu emoción de forma positiva, actúa de forma calmada y serena, y tu salud te lo agradecerá.



Xavier Turell Nebot

Tiempo de cambios



Sígueme en las redes sociales

Puede interesarte: