Prótesis de rodilla

Complicaciones, y cuándo recurrir a ellas...



prótesis de rodilla
Compartir artículo:



Cada vez se ponen más prótesis de rodilla. Esto es debido, entre otras cosas, a que la esperanza de vida va creciendo con el paso del tiempo. La rodilla se compone del fémur, la tibia y la rótula, que se desliza por un valle en el fémur. Estos tres huesos están envueltos de cartílago articular blando que hace de almohadilla absorbiendo los impactos que reciben los huesos. En la rodilla también encontraremos los ligamentos cruzados anterior y posterior, y los ligamentos laterales, que darán estabilidad a la rodilla. Y el menisco, que es una simple estructura cartilaginosa.

Hay diferentes grados de condromalacia (reblandecimiento del cartílago). En el grado 1 el reblandecimiento del cartílago tiene el mismo grosor. En el grado 2 se empieza a reducir dicho grosor, en el grado 3 el cartílago ya está muy afectado pero no protuye al hueso, mientras que ya en el grado 4 el cartílago deja de existir y el hueso queda expuesto y afectado.



¿Cuánto tiempo dura una prótesis de rodilla?

una de las dudas más habituales...

rodillas
Sin duda, cada vez durarán más. Ya que la investigación que se realiza constantemente hará que surjan prótesis cada vez más efectivas y duraderas. Lo más habitual a día de hoy es que la mayoría lleguen a durar entre 10 y 15 años (aunque dependerá de cada paciente). Si una vez se ha puesto la prótesis se infecta o se produce algún fallo técnico (también a causa del que hueso sea muy blando), podría durar días o meses. Y si no está bien implantada en la operación y el cirujano se da cuenta, la prótesis se cambia al momento… Pero, como os decía, si todo sale bien puede durar unos 10 años bien buenos.

Aquí también deberás tener en cuenta el factor individual. Es decir, si el paciente con prótesis hace deporte todos los días y sale a correr y no para de subir escaleras, es posible que reduzca la vida útil de la prótesis. Mientras que si se trata de una persona mayor que anda todos los días pero no abusa de ella y no engorda, ésta durará más tiempo.



¿Son siempre la mejor solución?

Sin asustarnos, debemos tener en cuenta los pros y contras...

En cualquier intervención siempre hay riesgos. Por ejemplo, una prótesis implantada en el hueso tiene un proceso paulatino donde se va aflojando. Si hay dolor y la prótesis no está bien aflojada, es posible que al intentar quitarla se arranque parte del hueso sano. Así mismo, si se espera demasiado a retirarla, también podría producirse una destrucción ósea por parte de la propia prótesis.

Además, al quitar la prótesis aflojada, el siguiente material por implantar debe ser más grueso y largo que el anterior para permitir una consistencia adecuada dentro del hueso ya deteriorado de ante mano.

Es como si tuvieras un cuadro colgado de la pared con un taco del número 8 y un día decides arrancarlo (el taco). Puede que al hacerlo, quites más yeso de la pared y que el taco se caiga o no se ajuste bien. Al final, deberás hacer un agujero mayor y utilizar un taco del 12, o enyesar algo el agujero, para poder colocar otro cuadro…





EL MOMENTO IDEAL PARA COLOCAR UNA PRÓTESIS
acupuntura
Poner una prótesis puede aumentar mucho tu calidad de vida, pero todas las prótesis que hay en la actualidad tienden a aflojarse. Por ello, si la persona es muy joven podrías regalarle unos años de felicidad y sentenciarlo toda la vida a más operaciones de rodilla que cada vez irían a peor… Por ello, el médico es quien va a valorar mejor tu caso y quien mejor te va a orientar.




¿Qué ocurre si se produce una infección?

Algo que puede suceder, y que hay que tener en cuenta...

No tiene porqué pasar, pero debemos tenerlo en cuenta. De hecho, la complicación más desgraciada que existe cuando te ponen una prótesis es sin duda la infección. Ello implica muchas veces la retirada de la prótesis. Se suele indicar al paciente la toma de cultivos para poder identificar al microorganismo causante de la infección. La toma de antibióticos es obligada, y por ello hay que hacer analíticas para controlar que el Hígado y los Riñones funcionan bien. Luego, hay que volver a colocar una nueva prótesis a la espera de que no haya más infecciones y de que todo vaya bien. Además, y por si fuera poco, una infección puede quedar aletargada durante años y volver a salir en el momento en que el sistema inmunitario del paciente se relaje.



¿Se deben operar los meniscos?

Cada vez hay más y más operaciones de rodilla…

menisco
Según dicen los médicos, si el menisco roto es el de un joven de menos de 20 años y es suturable, el menisco se puede reparar. Si hablamos de una rodilla que se queda bloqueada (debido a que el menisco entorpece su correcto funcionamiento), entonces se debe operar. Ahora bien, si la rodilla tiene muchos signos de artrosis, en este caso, no se debería operar.

Por lo que dicen los expertos, la mayoría de las personas se encuentran en este último ejemplo. Por eso, es muy importante que te visite un buen médico y que sólo te operes cuando realmente sea necesario. Piensa, que el hecho de tener un menisco roto no siempre suele dar dolor.
Xavier Turell Nebot

Masaje relajante en Sabadell



Sígueme en las redes sociales

Puede interesarte: