Xavier Turell - Artículos -

Masajes y acupuntura en Sabadell



Xavier Turell

El estreñimiento




Deberíamos escuchar más a menudo nuestro sistema digestivo, algo que no hacemos...


El estreñimiento es un desorden en el movimiento intestinal que hace que el tránsito de las heces sea más lento y, en consecuencia, éstas se endurezcan haciendo más difícil su paso a través del intestino. Deberíamos evacuar el intestino al menos una vez al día (tres a la semana no es suficiente), y las heces deberían ser de color marrón claro, de forma aproximadamente cilíndrica y de unos centímetros de longitud. Por desgracia, se calcula que un 25% de nuestra población sufre este tipo de dolencia, sobretodo gente mayor de más de 65 años. La causa más común es una alimentación pobre en fibra vegetal y líquidos, por suerte, en los últimos 10 años la sociedad ha ido tomando conciencia de ello y le ha ido dando más importancia. Otras causas que llevan al estreñimiento son la inflamación intestinal, el síndrome del colon irritable, las alteraciones del tiroides, el embarazo o algunos medicamentos. De este modo, como cada persona tiene distintos desórdenes, es importante realizar un estudio lo más detallado posible antes de afrontar un tratamiento. Los síntomas más comunes sólo acusan a la escasez y dureza de las deposiciones, pero puede haber otras complicaciones como por ejemplo el dolor que causa el aumento y consistencia de las heces, pudiendo producir rasgaduras o fisuras en el ano. Su estancamiento en el recto también puede favorecer que se produzcan hemorroides e infecciones.

Para que haya una buena digestión y los alimentos se absorban correctamente, debemos tener una flora intestinal sana, ya que es la responsable de protegernos de muchos alérgenos como los que provocan hipersensibilidad frente a los alimentos. Actualmente, los herbicidas que hay en muchos alimentos, el estrés y los azúcares, han ido empeorando este tesoro tan valioso que todos tenemos. El uso excesivo de los antibióticos o de la cortisona también contribuye poco a poco a su deterioro, como el hecho de dar leche no materna a un bebé demasiado pronto. Todo ello nos conduce a una debilidad de las defensas que favorece las infecciones intestinales y la aparición de otras enfermedades.

Para regularizar nuestro intestino debemos comer bien, despacio y beber agua siempre que se tenga sed. Es importante realizar ejercicio al menos tres días a la semana y usar los laxantes sólo para restablecer la actividad del intestino. Una buena costumbre es tomar por la mañana, antes de desayunar, un vaso de agua caliente con una cucharada de aceite de lino, mientras que por la noche puedes tomarte un puñadito de pasas de uva antes de acostarte.

Los probióticos son microorganismos que viven en el intestino humano y que ejercen diversos efectos muy positivos sobre nuestra salud: mejoran la digestión, el funcionamiento intestinal y mejoran el sistema inmunitario. El yogur, el queso, el chucrut, el miso, el tempeh o el kéfir, son los más conocidos. Ricos en fibra (concretamente la inulina) podemos encontrar la manzana, la miel, la cebolla, el ajo y los espárragos. Y también nos será útil tomar alimentos con almidón resistente como los que hay en el moniato, los guisantes y el arroz integral.

La Medicina China tiene en cuenta diversos factores a la hora de tratar el estreñimiento: puede que el estómago esté afectado por Calor o que haya una deficiencia de Yin, haciendo que las heces se sequen; puede que haya Frío en el intestino grueso que bloquee la excreción de las heces; o una insuficiencia del Qi de bazo, una deficiencia del Yin de riñón, o una deficiencia del Qi de pulmón, que provocarían un resultado parecido. El acupuntor, para poder averiguar qué tipo de desequilibrio hay, deberá prestar atención a la forma de las heces, la humedad, el olor, el color, si hay dolor, si se realiza esfuerzo en la defecación, etc. La acupuntura suele dar muy buenos resultados siempre que la persona cambie su dieta y se la tome en serio, al igual que el masaje abdominal (Ampuku), que favorecerá en gran medida los movimientos peristálticos.

Algunos terapeutas dicen que el intestino grueso mantiene una estrecha relación con nuestro inconsciente, para ellos, este tipo de desórdenes representan el miedo a dejar salir a la luz su contenido, y nos indica que hay dificultad para dar y para soltar, que queremos retener tanto las cosas materiales como las inconscientes y que no permitimos que nada salga a la luz. Lo que es evidente es que nuestro sistema digestivo produce y almacena el 90% de la serotonina de todo nuestro cuerpo que, aparte de equilibrar nuestro estado de ánimo, nos ayuda en la absorción de los alimentos, en el aporte nutricional y en los movimientos musculares. Existe una relación directa entre la digestión y nuestras emociones y, se ha confirmado que las personas con estreñimiento crónico, al producir menos serotonina, suelen ser más pesimistas.

El Ampuku es una antigua técnica de masaje sobre el abdomen que proviene de Japón. Este tipo de masaje es especialmente útil para liberar todos los bloqueos emocionales, masajear los órganos y tratar el sistema digestivo. En el estreñimiento, el Ampuku logra estimular el movimiento peristáltico y mejora la evacuación; sus efectos se pueden apreciar con rapidez. También es eficaz para la diarrea y en otras patologías, aunque a veces es necesario usar la acupuntura para potenciar sus increíbles efectos.


- Xavier Turell Nebot -
- MASAJISTA EN SABADELL -




Redes sociales:

Facebook espacio Google+ espacio Linkedin espacio Wordpress espacio espacio



©2016 Xavier Turell Nebot