Xavier Turell - Artículos -

Masajes y acupuntura en Sabadell



Xavier Turell

La dismenorrea




La dismenorrea, un proceso natural que molesta a más del 60% de las mujeres...


Demasiadas cosas se han dicho en el pasado sobre la mujer y el síndrome menstrual, desde que era algo sucio que debía ocultarse, hasta tener que soportar las burlas del sexo opuesto. Ante todo, debemos comprender que la regla es algo natural. Y como suele alterar el estado físico y mental de muchas mujeres, es necesario tenerla en consideración. La idea de que el dolor es algo normal en la regla y que sólo se puede aliviar con los medicamentos, no es del todo cierta. Mantener una buena dieta, controlar el estrés y realizar más ejercicio físico podría cambiar esta falsa idea. La regla suele aparecer entre los 9 y los 16 años, dependiendo de cada mujer. Debido a la batalla hormonal que libra durante toda su vida, ella, más que nadie, está preparada para los cambios: el ciclo menstrual, el embarazo, el parto, la posterior lactancia, la menopausia... La vida es un cambio continuo que afecta a todas las personas (incluso a los hombres) y que nos ayuda a madurar, siendo la mujer la que gana más terreno en ese aspecto. También es importante comprender que la mujer mantiene una conexión con la naturaleza: estaciones, flujo de las mareas, ciclo lunar... Es del todo conocido que durante la luna llena se elevan los índices de ovulación y concepción, disminuyendo en la luna nueva donde aumentan el número de mujeres que menstrúan. El sistema hormonal y el emocional mantienen una estrecha relación, ¿cuántas mujeres tienen la regla el mismo día que sus amigas o con mujeres que conviven juntas? Hay varios síntomas que se producen al tener la regla; los físicos: aumento de peso, forúnculos, hinchazón en el pecho, cistitis, inflamación intestinal, dolor de cabeza; y los emocionales: cambios de humor, ansiedad, enfado, llanto fácil, adicción a los dulces... Tomar antidepresivos, somníferos, o antiinflamatorios, no será adecuado para solucionar este tipo de problemas pues, a la larga, sus efectos secundarios podrían ser peores; además, hay que comprender que no se estará tratando el problema, sino los síntomas que causa. Si durante el período sufres mucha ansiedad, somnolencia, dificultad para concentrarte, retención de líquidos o palpitaciones, posiblemente tus niveles de estrógenos sean elevados y tengas déficit de progesterona. Hay que ayudar al hígado a eliminar el exceso de hormonas disminuyendo de nuestra dieta la ingesta de grasas y de azúcares refinados, aumentando la dosis de vitamina B (sobre todo la B6), tomando frutos secos, legumbres, plátanos, pescado azul y carne ecológica. Si sufres adicción a los dulces, si aumenta tu apetito, o si antes de comer tienes dolor de cabeza, fatiga o temblores, puede que no metabolices bien los hidratos de carbono. El síntoma claro, es cuando antes del período sientes una gran necesidad de consumir chocolate, azúcar, pan blanco, alcohol, arroz, pasta... En este caso será necesario aumentar la dosis de vitamina B y de magnesio. Si sufres hinchazón, retención de líquidos y orinas poco, deberás eliminar el azúcar refinado de tu dieta, los lácteos y aumentar también la dosis de vitamina B. En mujeres que tienden a la depresión, que padecen insomnio o tienen el llanto fácil, se suele encontrar una deficiencia de estrógenos que las hace sentir así, la vitamina B6 y la melatonina podrían ayudarlas. En general, hay que mantener una dieta equilibrada, no hacer atracones, evitar los dulces, las grasas y los productos refinados. También es conveniente eliminar el café, el té, los refrescos de cola, la leche y los quesos de vaca, la mantequilla, el chocolate, y no abusar de los huevos, de las carnes rojas y la sal. Tomar alimentos que contengan omega-3 y omega-6, atún, salmón, boquerón y frutos secos (evita estos últimos si tienes acné). Tomar semillas de linaza o de chía todos los días al levantarse, previo reposo durante la noche con un poco de agua, es una excelente forma de ingerirlos.

"TIPOS DE DOLOR Y CAUSAS:
Llamamos dismenorrea primaria al dolor menstrual que se presenta en mujeres sanas, y que no está relacionado con ningún problema específico en el útero u otros órganos. La dismenorrea secundaria, en cambio, es un dolor que se atribuye a un proceso patológico estructural o subyacente: endometriosis, tumores... Así mismo, el dolor no es la única manifestación que encontraremos en la dismenorrea, puede causar: lumbago, dolor de piernas, cefalalgias, apatía o incluso náuseas. Ante cualquier duda o molestia, es imprescindible la visita a un ginecólogo para conocer cuál es el estado de salud actual y poder afrontar la situación lo mejor posible."

XAVIER TURELL NEBOT -Quiromasajista-

También se pueden consumir perlas de onagra. Incorpora en tu dieta los siguientes alimentos: arroz integral, maíz, cebada, mijo, trigo sarraceno, lentejas, alubias, garbanzos, soja, azukis, guisantes, zanahorias, nabos, chirivías y verduras de hojas verdes. En fitoterapia existen distintas plantas que pueden ayudaros, pero una de las más conocidas es la Dong Quai, ya que su raíz tiene propiedades que ayudan a regular las hormonas femeninas y alivia el síndrome premenstrual. La Medicina Tradicional China trata diversos síntomas, demasiado extensos para este artículo, como los ciclos cortos, los prolongados, los irregulares, y es necesario valorar aspectos como la cantidad de sangre, su color, la existencia de coágulos, el tipo de pulso, etc. Los resultados son excelentes la mayoría de las veces, siempre que la persona no sufra ninguna patología grave, con lo que será necesaria la colaboración con el médico especialista. Aún así, la visita al ginecólogo es imprescindible y aconsejada para descartar siempre males mayores.






- Xavier Turell Nebot -
- MASAJISTA EN SABADELL -






Redes sociales:

Facebook espacio Google+ espacio Linkedin espacio Wordpress espacio espacio



©2016 Xavier Turell Nebot