Xavier Turell - Artículos -

Masajes y acupuntura en Sabadell



Xavier Turell

Alergias




Más de un 20% de la población sufre algún tipo de alergia. Descubre sus síntomas y tratamientos.


El polen, los ácaros, el moho, algunos alimentos e incluso los medicamentos, llegan a formar una extensa lista de sustancias que pueden llegar a hacernos la vida imposible. Por supuesto, un estilo de vida tan ajetreado como el que llevamos y una mala alimentación, junto a la contaminación ambiental, no es el mejor escenario para ser optimistas. Si al principio los síntomas más comunes se reducían a rinitis, asma o eccemas, ahora prosiguen con fatiga, migrañas, depresión, mareos... Pero, ¿qué es la alergia? Se trata de una reacción exagerada de nuestro organismo contra ciertas sustancias externas, que resultan inofensivas para la mayoría de las personas. Dichos «alérgenos» pueden llegar a nuestro organismo por inhalación, ingestión o contacto directo con la piel, y pueden provenir de la naturaleza o de distintos agentes químicos. Estas sustancias estimulan nuestro sistema inmune y provocan una respuesta inmunitaria que, siendo normal y beneficiosa en la mayoría de los casos, pues nos protegen de muchos agentes externos, en otras ocasiones pueden llegar a causarnos graves inconvenientes. Las células principales de nuestro sistema inmunitario son los macrófagos y los linfocitos T y B. Cuando entran en contacto con una sustancia que identifican como extraña, comienzan a formar inmunoglobulinas y anticuerpos para combatir su presencia pero, sólo cuando la producción de las mismas ha rebasado su límite de tolerancia es cuando se muestran los síntomas de la alergia. Eso explica porqué cuando tienes una reacción alérgica no necesariamente tendrías que haber estado expuesto al alérgeno en ese mismo instante (que normalmente es así), sino que podría haber pasado tiempo atrás.

Es importante tener en cuenta el papel fundamental del sistema digestivo en las alergias, pues es en el intestino donde viven un conjunto de bacterias beneficiosas: los Lactobacilus acidofilus y los Bifidus, que son capaces de digerir la celulosa que todavía no se ha descompuesto bien junto con los jugos gástricos, además de producir vitaminas para nuestra salud. Estas bacterias se distribuyen al final del intestino delgado y por todo el intestino grueso, formando una pequeña capa que reviste la pared interna. Esta pared es tan fina, que la distancia entre el contenido intestinal y la sangre es casi inexistente; pues bien, de su estado depende que el cuerpo aprenda a seleccionar qué debe ingresar en la sangre o en el torrente linfático, y ello implica también a los alérgenos. Una excelente manera de recuperar nuestra flora intestinal es mantener una alimentación baja en hidratos de carbono simples y abandonar los alimentos que lleven gluten. Los alimentos fermentados como el Kéfir, el chucrut, el tofu, el tempeh o el miso, también contribuirán a ello.

El hígado también tiene su importancia en el mundo de las alergias, pues es la víscera más grande de nuestro organismo y la encargada de eliminar toxinas. La falta de descanso, la mala alimentación o el estrés, impiden que haga su tarea de forma natural obligándole a eliminar las toxinas en forma de: rinitis, exceso de mucosidad, erupciones cutáneas, inflamación, etc.

Aparte de tomar los medicamentos que nuestro medico nos recete, algo que debe carecer de cualquier tipo de discusión, también podemos hacer uso de la terapia natural para mejorar nuestro estado de salud. La Medicina Tradicional China, especialmente la acupuntura y la fitoterapia, son una buena herramienta para tratar los síntomas de muchas alergias. Un claro ejemplo lo encontramos en primavera, donde la energía Yang va creciendo lentamente. Como el hígado ya suele tener un exceso de Yang, al unirse con la energía estacional aumentan todavía más las posibilidades de sufrir nuevas alergias. Pero no todas las rinitis alérgicas son iguales y será necesario realizar un previo estudio para diferenciarlas: Viento-Frío que invade al Pulmón, acumulación de Calor, deficiencia de Qi de Pulmón y Bazo o insuficiencia de Yang de Riñón. La fitoterapia china deberá tomarse aconsejada por un buen profesional y consultada con vuestro médico.

En caso de sufrir asma es necesario mantener una alimentación sin aditivos, grasas ni lácteos. La toma de ajo, cebolla y cítricos te ayudarán a reducir la producción de mucosidad, limpiando los bronquios y los intestinos. Si no eres muy amante del ajo, las infusiones de jengibre con miel serán tus aliadas. Durante la noche puedes colocar una bolsita de espliego debajo de la almohada para facilitar la respiración y, la toma de cereales germinados, verduras y fruta rica en antioxidantes te será muy beneficiosa. Existe un grupo de alimentos que podrían provocarte un ataque de asma aunque no sufras ningún tipo de alergia alimenticia, estos son: alimentos con sustancias químicas como los sulfitos y dióxido de sulfuro (patatas fritas, vino, cerveza, fruta desecada o colorantes como el E220 o el E227), bebidas alcohólicas, la cafeína; productos que contengan mucha histamina como el marisco, el queso curado, la carne, las levaduras, el tomate, los embutidos...

Las alergias deben tomarse muy en serio y mi consejo profesional es que vayáis al médico para que evalúe vuestros síntomas. Evitad tener el mínimo contacto con el alérgeno, mantened una buena dieta, controlad el estrés y realizad algún tipo de tratamiento alternativo, con eso, en la mayoría de los casos encontraréis una gran mejoría.

¿Cuándo ir al médico?
Si de repente te aparecen manchas en la piel, enrojecimiento, picor y tienes taquicardia, debes saber que estos son los síntomas más comunes de un choque anafiláctico. Si tu respiración es dificultosa y tienes sensación de ahogo, podría tratarse de un ataque agudo de asma o de una reacción alérgica más grave. Y si sientes un intenso dolor intestinal acompañado de diarrea o vómitos, podrías tener una alergia alimentaria o sufrir una intoxicación. Ante la duda, debes ir al médico lo antes posible.


- Xavier Turell Nebot -
- MASAJISTA EN SABADELL -




Redes sociales:

Facebook espacio Google+ espacio Linkedin espacio Wordpress espacio espacio



©2016 Xavier Turell Nebot